DE UNA VIDA SOCIAL A UN AISLAMIENTO SOCIAL

Valora este artículo
(1 Voto)

Los seres humanos somos sociables por naturaleza y estamos en constante interacción. Sin embargo, el estar rodeado de gente se ha vuelto un peligro para nuestra salud, actualmente, estamos obligados a vivir un nuevo modelo llamado aislamiento social.

Son momentos difíciles a nivel social, laboral, económico, y en nuestras vivencias internas, generando mucho estrés, tristeza al ver morir a un ser querido o a un amigo, incertidumbre y a veces miedo, siendo casi inevitable que no nos afecte esta situación de alguna u otra manera.

Nuestros comportamientos individuales y grupales hoy demuestran lo que hemos cultivado por nuestros aprendizajes y cultura, asumiendo conductas de riesgo, como el uso inadecuado de las redes sociales, cuando no tenemos una información confiable, cuando tenemos hábitos no saludables que se resisten al cambio, las conductas de oposición a la autoridad, conductas de exceso de confianza por resistencia, y otras conductas “criollas” que generan riesgos y nos exponen al virus.

Somos conscientes que lo vivido y también lo que experimentaremos a largo plazo traerán consigo problemas psicológicos, como ansiedad y depresión, producidos por no poder salir de casa, no saber cual es nuestra expectativa de vida, si las actividades que realizaba las voy a volver a realizar con normalidad, o se pueden dan reactivaciones de algunos problemas psicológicos que hemos tenido, como por ejemplo violencia familiar.

Cada uno de nosotros lo estamos asumiendo de diferente manera, si afecta nuestro bienestar emocional, si perturba el quehacer diario, si altera la conducta, cuáles son nuestros pensamientos respecto a la pandemia, y lo que puede generar, o asumiendo respuestas negativas en la vida diaria.

Ante las consecuencias psicológicas producidas por la pandemia siempre prevalece el bienestar del ser humano, muchos hemos empezado a adaptarnos a esta situación de crisis, mantenemos una adecuada alimentación y vida saludable, con actividades que podamos desarrollar como un hobby, deporte, descanso, entre otras; esto da confianza y seguridad de que vamos a tener una mayor posibilidad de salir triunfante de esta pandemia.

En el caso de las familias, si un integrante asume la carga emocional de las vivencias de los otros, se estresa y observa directamente con ansiedad lo sucedido en nuestro país, puede transferir a sus hijos esos temores, frustraciones, angustias, pudiendo ellos también asumir estos aspectos emocionales negativos. Siendo necesario y prudente trasladar emociones positivas y alentadoras a nuestros hijos.

Otro cambio sustancial que estamos viviendo son las nuevas estrategias educativas generan para el estudiante, el docente o los padres de familia un proceso de adaptación, a veces de incertidumbre, temor a lo desconocido, producido por el aislamiento social. En nuestro país es reducida la población que tiene acceso y manejo de la tecnología, en el caso de los estudiantes, existen factores que aumentan la carga emocional, como la presión por las calificaciones, las restricciones de tiempo de cada actividad virtual, así como no tener las interacciones que tenían en aula, o compartir con los amigos.

Los docentes también han modificado sus estrategias educativas para que se adecuen a las capacidades del estudiante. Debemos ser mas tolerantes, empáticos para evitar sobrecarga en las actividades académicas y evitar los factores estresantes y de frustración. Los padres también están asumiendo un rol en esta nueva estrategia educativa ya que deben ayudar a sus hijos a adaptarse a este nuevo concepto de educación virtual.

En este momento de pausa, se nos abre una oportunidad para reflexionar y dedicar tiempo a nuestra salud mental. Invertir parte de este tiempo en nosotros es un regalo que nos podemos dar, es momento de cambiar esos malos hábitos por nuevos hábitos que nos ayuden a mejorar nuestra salud y estilo de vida, los cambios de estilos de vida de las familias, el cómo manejar los cambios emocionales.

“Usa tu energía para crear no para preocuparte, usa tus pensamientos para creer no para dudar, usa tus emociones para atraer no para alejar, usa tu vida para gozar no para sufrir”. (anónimo)

 


Ps. Susana Velásquez Temoche
Coordinadora de la Carrera Profesional de Psicología
ULADECH Católica – filial Piura

Visto 484 veces

Nuestras Filiales en el Mapa

Mantente en Contacto

Universidad Católica los Ángeles de Chimbote

  • Dirección: Jr. Tumbes 247 - Casco Urbano, Chimbote - Perú | Tel: (043) 34-3444
  • Email:
  • Defensoría Universitaría: 080010194

Puedes escribirnos haciendo Clic Aquí.

Red de Blogs Uladech Católica

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted está dando su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles...