LA SUSPENSIÓN PERFECTA DE LABORES EN TIEMPOS DEL COVID-19

Valora este artículo
(1 Voto)

El aislamiento social por el COVID - 19 ha llegado a impactar en el desenvolvimiento normal de las empresas productoras y de servicios, las mismas que a falta de ingresos y para mitigar sus efectos económicos en el empleador privado y el personal optaron por el recurso de la suspensión perfecta de labores.
Esta medida es una figura legal dispuesta por el Gobierno que implica el cese temporal de la obligación del trabajador de prestar el servicio, y la del empleador de pagar la remuneración respectiva, pero, sin romperse el vínculo laboral.

En esta línea nuestra legislación laboral en el artículo N°. 11 del Decreto Supremo 003-97-TR establece específicamente "la suspensión del contrato de trabajo cuando cesa temporalmente la obligación del trabajador de prestar el servicio y la del empleador de pagar la remuneración respectiva sin que desaparezca el vínculo laboral". Asimismo, en la misma norma citada en el artículo N°. 12 señala los supuestos de la suspensión perfecta tales como: la sanción disciplinaria de suspensión, la licencia sin goce de remuneraciones y el caso fortuito o la fuerza mayor.

El tema que no aborda la normativa en específico es el COVID-19, por tanto, debemos recurrir a las definiciones de caso fortuito y fuerza mayor. En ese sentido, caso fortuito se caracteriza por su imprevisibilidad y la posibilidad de evitar un daño mediante la debida diligencia; la fuerza mayor implica irresistibilidad aun cuando se tomen las previsiones resulta imposible impedir que se produzca un daño, ante el supuesto de fuerza mayor frente a lo cual la norma prevé que el empleador tiene la facultad de aplicar la suspensión perfecta de labores hasta por 90 días con comunicación inmediata a la autoridad administrativa de trabajo (SUNAFIL).

La autoridad administrativa de trabajo bajo responsabilidad verificará dentro del sexto día de comunicada la suspensión perfecta de labores, la existencia y procedencia de la causa invocada y, de no proceder la suspensión ordenará la inmediata reanudación de las labores y el pago de las remuneraciones por el tiempo de suspensión transcurrido. No obstante, a lo señalado, el empleador puede otorgar vacaciones vencidas o anticipadas u optar por otras medidas razonables que eviten agravar la situación de los trabajadores, ante la suspensión perfecta de labores cesa la obligación por parte del empleador de pagar remuneraciones.

 


Lidia Melgarejo Dreyffus
Coordinadora de la Carrera Profesional de Derecho
ULADECH Católica filial Satipo

Visto 576 veces

Nuestras Filiales en el Mapa

Mantente en Contacto

Universidad Católica los Ángeles de Chimbote

  • Dirección: Jr. Tumbes 247 - Casco Urbano, Chimbote - Perú | Tel: (043) 34-3444
  • Email:
  • Defensoría Universitaría: 080010194

Puedes escribirnos haciendo Clic Aquí.

Red de Blogs Uladech Católica

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted está dando su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles...