En medio de la incertidumbre que se vive en torno a la pandemia del coronavirus, se encuentra un hecho incontrovertible: las personas mayores de edad tienen el índice más alto de muerte, sobre todo quienes sufren enfermedades crónicas (diabetes, hipertensión arterial, cáncer, enfermedades cardiovasculares, entre otras).

En esta etapa, el sistema inmunitario se debilita y se vuelve más lento para responder ante la presencia de sustancias extrañas o dañinas, como virus o bacterias. Es por ello, que se deben reforzar recomendaciones generales para evitar la enfermedad:

  • Lavarse con frecuencia las manos.
  • Toser o estornudar sobre el pliegue del codo y/o usar mascarilla al salir.
  • Evitar compartir vasos y cubiertos, así como saludos de manos o besos.
  • Ventilar los ambientes cerrados.
  • Desinfectar objetos de uso frecuente.
  • No automedicarse.

Toda persona mayor debe poner en práctica las medidas de prevención a fin de minimizar las posibilidades de contagio, teniendo en cuenta:

  • Evitar el transporte público, las actividades sociales, reuniones familiares o salidas de esparcimiento, fundamentalmente en lugares cerrados con concurrencia de personas.
  • Tener una buena alimentación y/o tomar suplementos, vitaminas, etc.
  • No dedicarse al cuidado de los nietos en cuarentena o en situaciones excepcionales similares.
  • Ser asistidos en las compras de primera necesidad por familiares, para evitar visitas innecesarias a los mercados.
  • Consultar en forma inmediata y por vía telefónica a los números de atención sanitaria, ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios (tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria), a fin de evitar ir a un hospital o posta de salud.
  • Recibir la vacuna antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo, según las recomendaciones sanitarias oficiales.
  • Al momento de encontrarse con un familiar o recibir una visita, evitar el contacto directo o el saludo de beso o abrazo, y mantener una distancia de al menos un metro y medio.
  • Es importante que quienes padecen de una enfermedad crónica se aseguren de tener los medicamentos necesarios a la mano.
  • Si la persona mayor no está enferma, no se recomienda usar mascarilla porque es un objeto que se suele tocar con frecuencia con las manos y termina convirtiéndose en una fuente de contagio.
  • Los adultos mayores que se encuentran en ASILO, deben evitar las visitas de personas con síntomas respiratorios y de quienes hayan estado en lugares de transmisión viral en los últimos 14 días.

 

 

Dra. Enf. Sonia Mary Del Águila Peña
Coordinadora de la Carrera Profesional de Enfermería
ULADECH – UCT Filial Trujillo

La eficacia antibacterianadel alcohol de 70°, llamado también alcohol medicinal ha sido ampliamente demostrada, por lo que esta concentración es la que se recomienda para el  uso  de  productos  antisépticospara  una  desinfección  bacteriana yen  la  coyuntura actual, para la inactivación viral.

El alcohol de 70°ejerce su efecto antiviral al inactivar (desnaturalizar) la capa protectora viral denominada cápside, que es una glucoproteína con estructuras definidas que sirven de  unión  a  los  receptores  de  membrana  celulares  humanos  (y  animales  de  darse  el caso)1,  permitiendo  el ingreso  a  la  célula.  Si  esa  capa  es  destruida,  el  virus  pierde  su virulencia.

Además, a la concentración de 70°, el alcohol no ejerce una deshidratación rápida sobre la  superficie  bacteriana  o  viral  permitiendo  el  ingreso  a  las  estructuras.  En  cambio,  el alcohol puro o 96° puede generar rápidamente una deshidratación superficial que luego impideel  paso  del  alcohol.  El  alcohol  de  70°  es  más  efectivo  como  antiséptico  que  el alcohol de 96°.

La preparación de alcohol en gel se puede hacer en casa, con materiales relativamente fáciles de conseguir en una droguería o proveedorespara insumos industriales 2:

Ingredientes:

  • Carbopol o carbomer de 5gr(fluido) a 8gr(consistente) /Litro
  • Glicerina 8 mL/Litro(para hidratar la piel)
  • Trietanolamina o TEA (agente gelificante) 10 gotas/Litro
  • Aroma (1 mL/Litro) y colorante si se desea.
  • Recipiente  con  tapa  hermética  de  capacidad  mayor  a  la  que  se  va  a  elaborar, espátulas, cernidor, goteros

Se recomienda empezar a trabajar con materiales bien secos y uso de mascarilla debido al polvo fino que se produce.

Preparación:

a) En  el  recipiente  a  preparar  se  coloca la  mitad  del  volumen de  alcohol  70° y  se agrega el carbopol con el cernidor(si hubiera grumos se deben triturar). Se agita para hidratar y aquí tenemos dos opciones:

  • Completar  el  volumen  de  alcohol  y  dejar  reposar  por  12  horas  con  el recipiente tapado.
  • Agitar de forma constante por 30 a 40 minutos hasta disolver.

b) Se puede usar licuadora. b)Una vez disuelto y sin “ojos de pez” o grumos en la mezcla, se agrega la glicerina, el aroma y el colorante. Se homogeniza la mezcla.
c) Con un gotero o una varilla, se agrega las 10 gotas  de  TEA y se agita vigorosamente sólo hasta que la mezcla cambie ligeramente su viscosidad, luego se agita suavemente hasta obtener la consistencia deseada. Esto último es para evitar que ingrese aire al preparado y se formen burbujas.
d) Se puede colocar el gel preparado a una bolsa de plástico y con un pequeño orificio en una esquina se usa como dosificador y se procede a llenar los recipientes finales.

 

Q.F. Alfredo Bernard Claudio Delgado
Coordinador de la CarreraProfesional de Farmacia y Bioquímica
ULADECH -UCT

 


1Bermejo J. Efecto del uso de alcohol en gel sobre las infecciones nosocomiales por Klebsiella pneumoniae multirresistente. Buenos Aires: Scielo Argentina, 2005 [citado 02 May 2020].   Disponible en: https://elibro.net/es/ereader/uladech/3862

2UBAID M, ILYAS S, MIR S, KHAN A, RASHID R.Formulation and in vitro evaluation of carbopol 934-based modified clotrimazole gel for topical application. Anais da Academia Brasileira de Ciências (2016) 88(4): 2303-2317[Citado 2 de mayo del 2020] Disponible en: https://www.scielo.br/pdf/aabc/v88n4/0001-3765-aabc-201620160162.pdf


Sin lugar a duda, esta pandemia nos ha obligado a reflexionar sobre la importancia de las Tecnologías de información y Comunicación (TIC). Ante el estado de emergencia que vive nuestro país, más de un millón de estudiantes de universidades privadas y un aproximado de cuatrocientos mil estudiantes de universidades públicas 1 no podrán iniciar su semestre académico de manera regular y mucho menos en la modalidad presencial.


Con la finalidad de que esta población estudiantil no se vea perjudicada, el Gobierno a través de SUNEDU, ha dispuesto que las universidades que lo estimen conveniente, puedan implementar la modalidad no presencial o comúnmente llamada a distancia; caso contrario deberán de presentar un plan de recuperación.


La educación a distancia se apoya con el uso intensivo de las TIC. Ante ello, debemos tener claro que el uso de las TIC no son el fin, sino el medio ya que el fin es brindar un servicio de enseñanza de calidad.
Esta implementación requiere ser evaluada y analizada detenidamente por profesionales polivalentes con experiencia a fin de evitar el fracaso o deserción de estudiantes que les ha tocado, en esta época de cuarentena, ser los principales actores del aprendizaje.


Además, es obligado considerar el uso de diferentes recursos tecnológicos que permitan garantizar un servicio con equidad, sabiendo que todos nuestros estudiantes no tienen los mismos recursos ni las mismas condiciones económicas.
Por otro lado, las universidades tienen que evaluar las competencias de sus docentes y proponer de manera urgente, un plan de capacitación que permita a los docentes familiarizarse con las TIC y lograr las competencias necesarias para poder conducir sus asignaturas en esta modalidad a distancia. El tabú sobre la separación del docente en esta modalidad queda en el pasado y en cierta medida, bien implementada esta modalidad, puedo afirmar que nunca existirá esta separación.


La modalidad no presencial no sólo es poner operativa una plataforma en línea a la cual tengan acceso estudiantes y docentes y donde se publique material relacionado con las diferentes asignaturas. La modalidad no presencial va más allá; requiere, por ejemplo, que docentes se conviertan, también, en facilitadores y acompañantes de sus estudiantes.


Debe realizarse una seria y responsable planificación estratégica donde se considere, entre otras, la credibilidad, estrategias para superar la resistencia de docentes y estudiantes a esta modalidad, actualización y capacitación a docentes de manera permanente, trabajo colaborativo de quienes tienen a cargo la conducción de esta modalidad en los diferentes programas de estudio; no hacerlo demuestra una improvisación que tarde o temprano conduce al fracaso.
Considero que el sistema de la educación a distancia sin distancias, tiene grandes retos como componentes: autonomía, disciplina, TIC y comunicación bidireccional permanente de docente-estudiante.


Sin lugar a duda, y de acuerdo a mi experiencia, la educación a distancia sin distancias, requiere además, implementar muchas estrategias como por ejemplo el control de la participación de los estudiantes, video conferencias en tiempo real debidamente programadas, video tutoriales que los estudiantes puedan ver cuántas veces lo estime necesario y sobre todo, requiere que los docentes - facilitadores estén siempre en línea para que esta modalidad a distancia no genere distancias entre el binomio docente – estudiante y no se pierda la calidad de la enseñanza.

 



Dr. Víctor Ancajima Miñan
Director de la Escuela Profesional de Ingeniería de Sistemas
ULADECH - UCT


1//infomercado.pe/sunedu-hay-mas-de-un-millon-de-estudiantes-de-universidades-privadas/


El teletrabajo o conocido como HomeOffice no es algo nuevo en este siglo XXI, en otros países se ha venido realizando hace décadas. Sin embargo, para los que vivimos en América Latina recién lo estamos experimentando como consecuencia del confinamiento, ocasionado por la pandemia mundial.

El libro blanco del trabajo en España, define que teletrabajar no es sólo trabajar a distancia utilizando las telecomunicaciones y/o informática, teletrabajar es servirse de estos elementos para trabajar de un modo nuevo (Thibault, 1998, p. 211).

El confinamiento nos está obligando a tener la capacidad de innovarnos para desarrollar nuestras actividades de estudio, de casa, de compras, laborales y otras. En este contexto, se presenta el primer reto: cambiar nuestro sistema de interacción física por el sistema de colaboración en línea.

La idea o noticia de trabajar desde casa puede ser pensada como una de las mejores maneras de integrar: familia con trabajo, descanso con trabajo, comodidad con trabajo, ahorro en desplazamiento con trabajo y muchas más. Sin embargo, la realidad es otra, más aún cuando esto hay que hacerlo sin haber estado preparado ni capacitado; sin lugar a dudas requiere de mayor participación y comunicación de los involucrados para cumplir los objetivos de la organización.

En este sentido, pienso que las formas de trabajo no pueden dejar de innovarse y en consecuencia las organizaciones deben de crear estrategias confiables para que los colaboradores puedan aceptar un nuevo modelo de trabajo centrado en la flexibilidad horaria, en la disciplina del cumplimiento y sobre todo en la productividad con el apoyo de las tecnologías.

Desde el punto de vista tecnológico, sostengo que es fundamental que el gobierno de TI de las organizaciones o los responsables de TI con la alta dirección, deben establecer, definir, estandarizar y proveer a sus colaboradores las herramientas o aplicaciones tecnológicas con las cuales deben teletrabajar, evitando las improvisaciones o pruebas en tiempo real que lo único que genera en un desánimo y perjudican la productividad.

Teletrabajo no sólo consiste en realizar videoconferencias, sino que, además, es prioritario que se automaticen los procesos y que el desarrollo de esta automatización se realice de una manera colaborativa.
En consecuencia, debemos familiarizarnos con este nuevo modelo porque el teletrabajo ha llegado a Perú a quedarse. A pesar que el confinamiento termine, seguiremos teletrabajando y cada día más: office is a relative term (oficina es un término relativo).

 


Dr. Víctor Ancajima Miñan
Director de la Escuela Profesional de Ingeniería de Sistemas
ULADECH - UCT

Página 6 de 853

Nuestras Filiales en el Mapa

Mantente en Contacto

Universidad Católica los Ángeles de Chimbote

  • Dirección: Jr. Tumbes 247 - Casco Urbano, Chimbote - Perú | Tel: (043) 34-3444
  • Email:
  • Defensoría Universitaría: 080010194

Puedes escribirnos haciendo Clic Aquí.

Red de Blogs Uladech Católica

Top
Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web. Al continuar utilizando este sitio web, usted está dando su consentimiento a las cookies que se utiliza. Más detalles...